Its time for socially sustainable aviation 2000x833 1024x671 - La aviación socialmente sostenible ha venido para quedarse

La aviación socialmente sostenible ha venido para quedarse

Noticias

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos. Parte de los 17 objetivos recogidos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible están centrados en la acción social y la sostenibilidad de las comunidades y ciudades. Con la proximidad de la fecha de inicio del Master in Sustainable Air Transport Management, hemos considerado muy interesante divulgar este artículo de Aoibhin Flanagan, Consultora de Medioambiente y Sostenibilidad en ARUP. En él, la autora aborda el tema de la sostenibilidad de los aeropuertos desde el punto de vista social.

Se estima que la industria de la aviación contribuye al 2% del dióxido de carbono emitido por el hombre y genera a su vez 664.000 millones de dólares de PIB mundial por año. Los esfuerzos de la industria por adoptar la sostenibilidad generalmente se han centrado en los aspectos ambientales y económicos de su operación. Sin embargo, la sostenibilidad se fundamenta en tres pilares: protección del medio ambiente, crecimiento económico e igualdad social. En mi opinión, la industria de la aviación necesita fortalecer su apoyo a los aspectos sociales de la agenda de sostenibilidad.

Hasta la fecha, aquellos esfuerzos de sostenibilidad dentro de la aviación que han tenido en cuenta el factor humano, se han centrado en aspectos de diseño orientados a los pasajeros. Por lo general, estos esfuerzos mejoran el rendimiento energético de las instalaciones, optimizan la gestión de residuos, fomentan la descarbonización o la digitalización para impulsar la eficiencia (y a menudo incrementan los ingresos en paralelo). Todas estas iniciativas son muy provechosas, pero no abordan los aspectos sociales de la agenda de sostenibilidad.

Como punto de partida, se debe priorizar la participación de las partes interesadas. Dada la escala y la huella originada por la operativa y el desarrollo del aeropuerto, es comprensible la preocupación de la comunidad por los impactos potenciales y percibidos. Por lo tanto, la participación transparente y pública con las comunidades locales es clave para avanzar.

La sostenibilidad debe promover el capital social y enriquecer las comunidades locales con beneficios tangibles a largo plazo. El desarrollo de «ciudades aeroportuarias» ilustra cómo los aeropuertos agregan valor económico a las regiones y brindan oportunidades para reducir las desventajas socioeconómicas. Las iniciativas estratégicas de infraestructura, como la calefacción urbana y el transporte multimodal inteligente pueden ser un gran beneficio adicional para el desempeño económico, la movilidad y el bienestar de las comunidades locales.

Idealmente, los aeropuertos entregarían informes anuales de sostenibilidad que comuniquen los aspectos sociales de su trabajo en sostenibilidad y se marcarían objetivos de rendimiento exigentes que puedan ser monitoreados y revisados. Esto brinda a los aeropuertos ambiciosos otra plataforma para compartir algunas de las ideas que configuran el futuro de la sostenibilidad, como lo ha hecho el aeropuerto de Schiphol en la posible transición hacia una economía circular.

Una vez que los aeropuertos comienzan a comprometerse con la dimensión social de la sostenibilidad, crean fuertes vínculos con sus comunidades locales. El aeropuerto de Heathrow ha adoptado este enfoque y recientemente instaló 50 monitores de ruido atendiendo a su compromiso con grupos locales. El aeropuerto de Dublín nomina a las organizaciones benéficas del año a las que apoyan con campañas de recaudación de fondos. Por otro lado, en Singapur, el aeropuerto de Changi ha creado una fundación de caridad para abordar una serie de problemas sociales que afectan a los jóvenes locales, ofreciendo programas para ayudarlos con su capacidad de cálculo, su alfabetización y su desarrollo profesional.

El aeropuerto de Sydney lleva a cabo una subasta anual de bienes no reclamados cuyos ingresos totales son destinados a organizaciones benéficas que brindan su apoyo en materia de salud, educación y apoyo familiar.

Al aplicar los principios de sostenibilidad de manera integrada, los desafíos planteados por los aeropuertos pueden abordarse de manera significativa, al tiempo que brindan oportunidades para enriquecer a las comunidades locales. La aviación es una industria en crecimiento y dinámica. Por lo tanto, es vital que lidere el camino para brindar sostenibilidad en los tres pilares.

CONTACTO info@itaerea.es +34 902 505 501 DOCENTES FORMACIÓN