¿Qué es la certificación de aeropuertos?

En el contexto internacional, siguiendo los criterios de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), recogidos en el Documento 9774, Manual de Certificación de Aeropuertos, la certificación se configura como un requisito previo a la autorización de puesta en servicio para la operación de aeronaves en un aeropuerto.

La certificación de un aeropuerto es el proceso por el cual el gestor aeroportuario puede demostrar:
• Que el aeropuerto cumple con los requerimientos de seguridad operacional de manera continua.
• Que proporciona condiciones uniformes para las aeronaves de todos los otros Estados contratantes (Artículo 15 – Convenio de Chicago).
• Que dispone de instalaciones y servicios de navegación aérea con arreglo a las normas y métodos recomendados (SARPS) de OACI (Artículos 28 y 37 – Convenio de Chicago).
• Que el personal del aeropuerto cuenta con la suficiente experiencia y formación para desempeñar sus funciones.

De tal modo, la certificación de aeropuertos es la forma que tiene el gestor aeroportuario de garantizar en todo momento mediante una normativa de referencia el cumplimiento de los estándares de seguridad operacional exigidos para la aviación civil internacional. Además, en un contexto de creciente privatización de aeropuertos, con la certificación se consigue alcanzar la estandarización de procesos, lo cual garantiza también la seguridad de las operaciones.

En el caso concreto de Europa, de acuerdo al Reglamento (UE) nº 216/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo y al Reglamento (UE) nº 139/2014 de la Comisión, deben certificarse todos los aeródromos abiertos al uso público, que presten servicio al tráfico aéreo comercial y donde se lleven a cabo operaciones que utilicen procedimientos de aproximación o de salida por instrumentos, y:

a) tengan una pista pavimentada de 800 metros o más, o
b) se utilicen exclusivamente para helicópteros.

La certificación de aeropuertos se lleva a cabo estableciendo un sistema de reglamentación que debe incluir disposiciones para:
a) la certificación obligatoria de todas o algunas categorías de aeródromos con arreglo a criterios establecidos.
b) el procedimiento de certificación;
c) los deberes y responsabilidades de los explotadores de aeródromos;
d) las auditorías de la seguridad operacional, inspecciones.
e) imposición de sanciones cuando se contravengan o no se cumplan algunas de las disposiciones de los reglamentos;

El proceso de certificación de aeródromos consta de las siguientes fases: