empresas 1024x671 - Salidas profesionales de la formación en gestión aeroportuaria y aeronáutica

Salidas profesionales de la formación en gestión aeroportuaria y aeronáutica

Si en un artículo anterior, definíamos qué era la gestión aeroportuaria y aeronáutica en este vamos a intentar concretar qué salidas profesionales tienen los estudios en gestión aeroportuaria y aeronáutica.

Lógicamente nos referimos tanto a los estudios de grado como a los de postgrado especializados en esta materia. Y por supuesto que desde el comienzo queremos dejar claro que este artículo representa una orientación general y nunca un exhaustivo análisis de todas y cada una de las salidas profesionales existentes.

Si la gestión y dirección aeronáutica y aeroportuaria se refiere a la formación especializada en organización de empresas del transporte aéreo, es ahí donde debemos residenciar este análisis.

La enumeración completa de las diversas empresas del transporte aéreo que existen resulta una tarea imposible por lo que nos limitaremos a agruparlas en las siguientes áreas: los gestores aeroportuarios, las compañías aéreas, las empresas especializadas en la gestión de la navegación aérea entendida en un sentido amplio, los fabricantes de aeronaves, los despachos de abogados expertos en derecho aeronáutico y las empresas clientes o proveedores de todos los anteriores. El marco de análisis por lo tanto es extremadamente amplio y por lo tanto pese a tratarse de una formación especializada las ofertas de empleo y salidas profesionales son muchas.

salidas profesionales

Todas estas empresas mencionadas suelen ser por la propia naturaleza del negocio del transporte aéreo, empresas con una dimensión en volumen de facturación y de trabajadores, grandes. No quiere decir esto que no existan pymes que sean del sector sino que la media en general reporta una dimensión grande y con un componente internacional muy representativo. Verbigratia, cuando en el contexto de las compañías aéreas utilizamos el término low cost para definir una empresa con costes de producción bajos, éstos por comparación a otros sectores son tremendamente altos. Pongamos como ejemplo a la compañía aérea Ryanair. En su propia web podemos identificar los siguientes números: 36 países conectados, 87 bases en Europa, 400 nuevos aviones Boeing,13000 trabajadores, 8,6 millones de clientes…

En el sector de la fabricación de aeronaves podemos encontrar a la empresa Airbus . Airbus da empleo a unas 63.000 personas en 16 lugares de cuatro países.

Empresas como AENA en el ámbito aeroportuario cuentan con cifras que hablan por si mismas: 249,2 millones de pasajeros, 24510 millones de euros de capitalización bursátil.

Y estos son algunos de los ejemplos de las empresas del transporte aéreo existentes. Son por lo tanto empresas de gran dimensión y volumen, en crecimiento constante y que necesitan personal formado.

Vamos a concretar un poco más. Cada empresa del transporte aéreo existente es una fuente de empleo en gestión aeronáutica y aeroportuaria, una salida profesional. Y todas ellas cuentan con departamentos diversos y adecuados según la formación previa: Operaciones, Mantenimiento, Pricing, Revenue Management, Network Strategy Planning, Sistemas, Quality Control, etc.

Identificar el mundo del transporte aéreo con la formación técnica es un grave error. Todas las empresas mencionadas cuentan con los departamentos propios y necesarios que permiten su relación con clientes, su organización interna, su venta, etc.

Lógicamente es positivo contar con una formación especializada y compatible con estos departamentos. Así un graduado en administración y dirección de empresas, un graduado en derecho, un graduado en marketing, etc. más la especialización bien de grado o postgrado en gestión aeronáutica y aeroportuaria.

AENA el pasado 2017 inició un proceso masivo de selección de candidatos, Iberia e Iberia express lo están realizando cada mes, así también Wamos Air, Swissport, Aertec Solutions, etc. Todas ellas necesitan de la especialización del candidato.

Sin duda, esperamos que este artículo haya servido para aportar un rayo de luz en el difícil y proceloso camino de encontrar empleo.