COVID 19 - El impacto económico global del brote de coronavirus COVID-19 en el sector aéreo

El impacto económico global del brote de coronavirus COVID-19 en el sector aéreo

Noticias

Las estimaciones prevén un efecto pronunciado sobre los volúmenes de tráfico y los ingresos. A nivel global, ACI estima que el volumen de tráfico de pasajeros en aeropuertos para el primer trimestre de 2020 disminuirá al menos un 12% en comparación con lo que se proyectó anteriormente para el mismo trimestre.

Asia-Pacífico es la región más afectada, con un volumen de tráfico de pasajeros reducido en un 24% en comparación con las previsiones habituales para el primer trimestre de 2020. También se espera que Europa y Oriente Medio se vean significativamente afectados por el descenso del tráfico. Se espera que América del Norte experimente disminuciones similares en el segundo trimestre de 2020 con las recientes reducciones de servicios anunciadas la semana pasada en América del Norte y con más expectativas en las próximas semanas. Hasta la fecha, Europa es la segunda región más afectada. En cuanto al resto de regiones, conoceremos el impacto de la pérdida de pasajeros a medida que haya más datos disponibles.

Este brusco descenso del número de pasajeros, sumado a las cancelaciones de vuelos, darán como resultado una reducción de los ingresos por tasas aeroportuarias. Antes del brote de COVID-19, se pronosticaba que los ingresos aeroportuarios globales para el primer trimestre de 2020 alcanzarían cerca de $39.5 mil millones de dólares. ACI ahora estima una pérdida de ingresos de al menos $4.3 mil millones sobre los ingresos totales. Se espera que la mayor parte de la pérdida de ingresos se dé en la región de Asia-Pacífico con una diferencia de $3 mil millones en ingresos proyectados. Esto es aproximadamente el equivalente a los ingresos anuales totales de dos grandes hubs europeos o asiáticos combinados.

Los aeropuertos dependen en gran medida de las tasas aeroportuarias para sufragar sus costes operativos y de capital. Los gestores aeroportuarios se encuentran bajo una intensa presión durante los períodos de disminución del tráfico. Los ingresos de los aeropuertos deben estar suficientemente protegidos para garantizar operaciones seguras y sostenibles, por lo que se desaconsejan las medidas para limitar el cobro de tasas aeroportuarias.

ACI World también está instando a una respuesta proporcionada en cuanto a la asignación de slots para hacer frente al COVID-19 que permita asegurar la conectividad global de los aeropuertos. Una suspensión global de las reglas de asignación de slots pondría en peligro la capacidad de los países para mantenerse conectados con el mundo, lo que a su vez tendrá efectos negativos en las economías. ACI World apuesta por una revisión mercado por mercado basada en las evidencias.


La primera víctima corporativa

El pasado jueves, la asediada aerolínea británica Flybe se declaró en quiebra, con todos sus vuelos en tierra y advirtiendo a los pasajeros que no intentaran ir al aeropuerto a menos que sus vuelos estuvieran alineados con otra aerolínea.

Las continuas pérdidas económicas de Flybe lo llevaron a pedir al gobierno británico lo que finalmente resultó ser un préstamo de rescate (y técnicamente un aplazamiento de una factura de impuestos masiva) a principios de este año. Para gran indignación de los rivales de Flybe, el gobierno accedió, pero Flybe no lo logró. Según The Independent, el fin se desencadenó a raíz de que un proveedor de combustible cortase la línea de crédito a Flybe, lo que luego llevó a los aeropuertos a confiscar sus aviones.

De todos modos, si bien Flybe ha atravesado dificultades financieras irredimibles, fue el brote de coronavirus lo que finalmente acabó con él, tal y como fue declarado por Virgin Atlantic, dueña de la aerolínea:

“Con los clientes y empleados como principal preocupación, en los últimos 14 meses, el consorcio ha invertido más de 135 millones de libras para mantener a la aerolínea volando un año más, manteniendo a 2.400 personas en plantilla y garantizando que los clientes puedan continuar viajando. Lamentablemente, a pesar de los esfuerzos de todos los involucrados para recuperar la línea aérea, sobre todo de la gente de Flybe, a consecuencia del impacto del COVID-19, el consorcio ya no puede comprometerse a continuar su apoyo financiero».


Vuelos prohibidos

España ha prohibido los vuelos desde Italia hacia España entre las 00:00 horas del día 11 de marzo de 2020 y hasta las 00:00 horas del día 25 de marzo de 2020 para frenar la propagación del coronavirus. Esta medida, que se ha publicado en una edición extraordinaria del Boletín Oficial del Estado, ha sido propuesta por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos y aprobada en el Consejo de Ministros de este martes.

Fuentes de Aena aseguran que, en principio, «sí podría haber vuelos que se dirigieran desde España hacia Italia». Sin embargo, esta opción será sumamente complicada, ya que al no regresar el avión lo lógico es que la «operativa se vea afectada».

La edición extraordinaria del BOE explica que las comunicaciones entre Italia y España son «numerosas» y que este destino representa el tercer mercado aéreo internacional por importancia para España, con más de 106.000 operaciones comerciales registradas en 2019 y alrededor de 16 millones de pasajeros, lo que supone aproximadamente un 9% de todo nuestro tráfico internacional. «A tenor de estas cifras no es de extrañar que la gran mayoría de los casos importados en nuestro país han sido vinculados a viajeros procedentes de Italia», reza el documento.

CONTACTO info@itaerea.es +34 902 505 501 DOCENTES FORMACIÓN

Artículos Relacionados