aena sede - ¿Cómo se gestionan los aeropuertos en España?

¿Cómo se gestionan los aeropuertos en España?

Noticias

Debemos comenzar este artículo introduciendo una breve reseña histórica que exponga el camino seguido por el gestor aeroportuario AENA.

La creación de AENA está ligada al proceso de liberalización y acceso al mercado que se llevó a cabo en el transporte aéreo internacional de Europa a finales de los años ochenta. El objetivo era el de dotar a los aeropuertos españoles de un modelo organizativo que permitiera un margen de maniobra más ágil y flexible que el que ofrecía el marco de la función pública en el que se encontraba el gestor aeroportuario.

AENA cobró carta de naturaleza de la mano del artículo 82 de la Ley 4 del año 1990 de Presupuestos Generales del Estado, constituyéndose efectivamente el 19 de junio de 1991.

Desde sus orígenes cuenta con personalidad jurídica propia y plena capacidad pública y privada para su gestión. Esta simbiosis hace que AENA, en lo relativo a sus funciones públicas, se rija por la legislación pública y por el ordenamiento jurídico privado en todo lo relativo a sus relaciones patrimoniales y de contratación.

Las directrices de actuación del nuevo ente se fijaron por el Gobierno a través del entonces Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones, asignándole las competencias de gestión de la red de aeropuertos españoles, las instalaciones y redes de ayuda a la navegación aérea y el control de la circulación aérea. Más adelante trataremos en detalle el concepto de gestión en red de los aeropuertos de AENA.

El inicio de la prestación de servicios por parte de AENA se llevó a cabo el 2 de noviembre de 1991 en aquellas funciones correspondientes a la gestión de los aeropuertos españoles, y el 2 de noviembre de 1992 en materia de navegación aérea.

Evolución de la infraestructura

A lo largo de los años noventa, AENA vivió un profundo cambio en sus estructuras de gestión, adecuándose a un nuevo modelo empresarial, al tiempo que se pusieron en marcha nuevos soportes de gestión operacional apoyados en la implantación de nuevas tecnologías para la explotación de los medios aeroportuarios, sistemas de información al público, sistemas de gestión de ingresos aeronáuticos y comerciales, etc.

También es de reseñar la construcción y puesta en servicio de nuevos centros comerciales que pusieron de manifiesto el nuevo enfoque en la cultura de gestión aeroportuaria, acorde a las nuevas tendencias europeas.

La finalización en los últimos años de las actuaciones del Plan Barajas, el Plan Barcelona y el Plan Málaga, han supuesto la mejora y ampliación de los tres aeropuertos más importantes del ámbito peninsular y han estado acompañados de la apertura al tráfico aéreo de los nuevos aeropuertos de Logroño, Albacete, Burgos, Huesca-Pirineos, y los helipuertos de Ceuta y Algeciras, configurando la red de aeropuertos más importante en el ámbito internacional.

AENA es el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros.

Más de 275 millones pasaron por los aeropuertos españoles en 2019.

La Sociedad gestiona 46 aeropuertos y 2 helipuertos en España y participa directa e indirectamente en la gestión de otros 23 aeropuertos: uno en Europa (el aeropuerto londinense Luton del que posee el 51% del capital) y 22 en América (6 en Brasil, 12 en México, 2 en Colombia y 2 en Jamaica).

El Consejo de Ministros aprobó el 4 de julio de 2014 un nuevo marco de regulación y supervisión aeroportuaria para garantizar la calidad del servicio y el mantenimiento de la totalidad de la red de AENA, así como favorecer el desarrollo económico y la competitividad del sector mediante la congelación de las tasas hasta el año 2025.

Desde el 11 de febrero de 2015, AENA cotiza en Bolsa.

La Sociedad tiene por objeto:

– La ordenación, dirección, coordinación, explotación, conservación, administración y gestión de los aeropuertos de interés general y de los helipuertos gestionados por AENA SME, S.A. y de los servicios afectos a ellos.

-La coordinación, explotación, conservación administración y gestión de las zonas civiles de las bases aéreas abiertas al tráfico civil y de los aeropuertos de utilización conjunta.

– El diseño y elaboración de los proyectos, ejecución, dirección y control de las inversiones en las infraestructuras e instalaciones aeroportuarias y en bienes destinados a la prestación de los servicios de tránsito aéreo de aeródromo adscritos a las mismas.

– La evaluación de las necesidades y, en su caso, la propuesta de planificación de nuevas infraestructuras aeroportuarias y de las servidumbres aeronáuticas y acústicas vinculadas a los aeropuertos y servicios cuya gestión se atribuya a la Sociedad.

– El desarrollo de los servicios de orden y seguridad en las instalaciones aeroportuarias que gestione, sin perjuicio de las atribuciones asignadas en esta materia al Ministerio de Interior.

– La formación en materias relacionadas con el transporte aéreo, incluida la formación de profesionales aeronáuticos sujetos a la obtención de licencias, títulos, autorizaciones o habilitaciones y la promoción, divulgación o fomento de la actividad aeronáutica o aeroportuaria.

– La participación, gestión y dirección, directa o indirectamente, en aeropuertos extranjeros.

La gestión en red de los aeropuertos de AENA

En primer lugar, debemos definir qué se entiende por gestión en red de los aeropuertos de AENA.

AENA, actualmente es una sociedad anónima cotizada a través de la cual se gestionan 46 aeropuertos y 2 helipuertos. Una gestión en red significa que a través de los servicios centrales de AENA se toman decisiones financieras, presupuestarias, comerciales, de RRHH, que afectan a todas y cada una de estas infraestructuras. Aunque cada aeropuerto constituye una unidad económica y organizativa depende de los servicios centrales. Son estos últimos los que establecen los límites cuantitativos o cualitativos a partir de los cuales la decisión se toma en esta última instancia.

Evidentemente, esta gestión tiene detractores y opiniones favorables. Pongamos algunos ejemplos:

1.- Ventajas:

a) Se ha dicho que la gestión en red de todos los aeropuertos configura a AENA como una empresa de gestión de aeropuertos con un altísimo potencial en relación con licitaciones internacionales en la materia. Es decir, que cuando AENA se presenta a una licitación aflora una solvencia técnica y económica superior a la competencia. No obstante, en algunas licitaciones en las que se ha participado no ha resultado vencedora.

b) La gestión en red también permite la negociación centralizada con proveedores y clientes, minorando los costes y aumentando los ingresos.

c) Hay aeropuertos que no son rentables per se. La gestión en red permite que estos existan al producirse una compensación del déficit de unos por los superávits de otros.

d) La gestión en red permite el establecimiento de un plan estratégico conjunto o global, dando una mayor homogeneidad en la prestación de servicios aeroportuarios.

2. Desventajas:

a) El mantenimiento de infraestructuras no rentables ha sido criticado. Actualmente la vertebración del territorio como sustento o razón de ser de aeropuertos no rentables no tiene sentido dado que las infraestructuras ferroviarias, los viales y demás redes de comunicación están bastante desarrollados.

b) La gestión en red reduce o limita la autonomía de los aeropuertos, de tal suerte que no se pueden establecer importantes medidas comerciales, de marketing, de gestión de recursos, sin contar con los servicios centrales. De este modo, hay algunos aeropuertos con una idiosincrasia diferente que están siendo tratados conforme a los criterios generales.

CONTACTO info@itaerea.es +34 902 505 501 DOCENTES FORMACIÓN

Artículos Relacionados